Las preguntas circulares. Aida Mañero Ocarranza

Dentro de la denominada terapia sistémica relacional, uno de los supuestos de los que se parte es la existencia de una causalidad circular, no lineal, en la interacción entre sistemas o entre partes de un mismo sistema. Así todo puede ser principio y fin, causa y efecto. Se trata de la relación e interacción que se establece entre los diferentes miembros de un sistema a través de mensajes verbales y no verbales de una manera continua y sucesiva.

 De este modo, para la observación y conocimiento de un sistema familiar así como las interacciones recursivas existentes entre sus partes las cuales muestren la circularidad presente en tal sistema, un elemento útil que es posible emplear por parte del terapeuta son las denominadas preguntas circulares.

 Este tipo de preguntas es una de las técnicas más representativas dentro del enfoque sistémico y mediante su empleo lo que se pretende es la obtención de información sobre el funcionamiento del sistema familiar en relación al síntoma o a cualquier tema concreto que se desee explorar. Al tiempo, mediante su uso se pretende generar información nueva que movilice a la familia al completo y a sus miembros por separado, haciéndoles partícipes como agentes de cambio.

 Dentro de este tipo de preguntas circulares, a su vez existen diferentes subtipos entre las que se pueden distinguir:

 –       Preguntas circulares orientadas a la exploración del problema → “¿Cómo reaccionan los demás cuando tu estás mal?, ¿quién es el primero en darse cuenta?”

 –       Preguntas circulares triádricas: preguntas dirigidas a una persona sobre otra o sobre la relación entre otros dos sujetos → “¿Cómo reacciona tu madre cuando tu hermano se comporta de ese modo?”

 –       Preguntas circulares sobre alianzas o coaliciones: preguntas dirigidas a esclarecer quién está más cerca de quién y las alianzas o coaliciones existentes en la familia → “¿Con quién habla Juan o a quién acude cuando le ocurre algo?”

 –       Preguntas circulares clasificatorias: preguntas dirigidas a trazar el mapa de relaciones y/o establecer un orden en relación con una cualidad → “Cuando ocurre esto, ¿quién es el que más se enfada de todos?, ¿y el que menos?”

 –       Preguntas circulares explicativas: preguntas dirigidas a explicar por qué sucedió algo → “¿Por qué crees que tu padre buscó el apoyo de tu hermana ante este hecho?”

 –       Preguntas circulares hipotéticas: preguntas dirigidas a explorar posibles reacciones o respuestas relacionales en caso de que se produjeran determinados cambios en el sistema → “¿Qué harían tus padres si tu estuvieras mejor?”

Aquí se incluirían las preguntas circulares hipotéticas de empeoramiento o mejora en relación al síntoma → “¿Cómo sería tu vida sin el problema?”

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *