Terapia Icónica. Aida Mañero Ocarranza

Desde hace no demasiado tiempo se ha venido oyendo hablar de la denominada “terapia icónica”, un tipo de intervención que plantea el empleo de imágenes e iconos, de ahí el propio nombre, la cual se considera entre otras cuestiones que permite al sujeto evocar de un modo más rápido y directo aquello que se ha trabajado durante la terapia con el profesional.

Este tipo de terapia integra técnicas procedentes de diferentes autores y las reutiliza de forma que le sean de utilidad tanto al profesional como al sujeto, al tiempo que incorpora otras propias.

Como se menciona, la utilización de imágenes e iconos es el elemento central definitorio de la terapia por considerar que:

–       “Las imágenes hacen más fácil la comprensión y asimilación de los conceptos terapéuticos”.

 –       “Una vez que la terapia ha finalizado, el icono ayuda a repasar y recordar todos los conceptos trabajados durante el tratamiento de un modo más rápido”.

 –       “Con la ayuda de la memoria visual, se facilita la evocación de los conceptos trabajados para su aplicación en la vida real”.

 –       “La evocación rápida del concepto terapéutico a través de la imagen permite que el usuario pueda en muchos casos, anticiparse al impulso, evitando así algunas conductas inadaptadas”.

 (Sacado de “Tratando inestabilidad emocional. Terapia icónica”).

En este sentido, algunos autores llevan desde los años 90 aproximadamente investigando sobre la eficacia de este tipo de terapia, en concreto con individuos con inestabilidad emocional, y al respecto se ha constatado que “aunque la observación clínica muestra mejoría en aquellos sujetos que han sido tratados mediante terapia icónica, actualmente nos encontramos recogiendo información que avale estos resultados” (“Tratando inestabilidad emocional. Terapia icónica”).

Se trata por tanto de un tipo de terapia a través de la cual se interviene de un modo que resulta sumamente clarificador y visual para los individuos inmersos en una terapia psicológica, lo cual indudablemente ayuda a una mejor integración, puesta en práctica y generalización de aquellos conceptos adquiridos por parte de éstos.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *