Paciente, cliente o usuario. Aida Mañero Ocarranza

Una de las tareas que debe llevar a cabo el profesional de la psicología es la de trasladar a los individuos que acuden a consulta una responsabilidad dentro del propio cambio, de forma que adopten desde un primer instante una actitud activa al respecto la cual facilite la variación del funcionamiento hasta ahora realizado.

 En este sentido, el terapeuta puede abordar esta tarea ya incluso antes de atender a esa persona misma, mediante la elección de la denominación de con quién trabaja, a saber, ¿trabaja con “pacientes”, con “clientes” o más bien con “usuarios”?

 –        Si se decide trabajar con pacientes”, se puede caer en el error de otorgar a los mismos un papel pasivo, poco activo y sin apenas implicación en el cambio puesto que un paciente es aquel que recibe cuidados o tratamiento, alguien para quién se hace algo sin que él mismo participe demasiado.

 –        Por el contrario, si se toma la decisión de emplear la denominación de cliente, ésta implica una participación más activa en el proceso terapéutico, si bien, dicha nomenclatura no es aceptada por algunos profesionales de la salud mental debido a la connotación un tanto mercantil que puede suponer y no tanto terapéutica.

 –        Por último, es posible hacer uso del términousuario, el cual cada vez gana más adeptos ya que, al igual que en el caso anterior implica una participación activa del individuo, el cual hace uso de un servicio implicándose en el mismo, sin poseer una connotación tan comercial sino más bien relacional-terapéutica.

 De este modo, con un simple gesto como es la elección de la denominación a emplear en el caso de los sujetos que acuden a consulta, el propio profesional ya está revelando mucho sobre cómo será la relación entre los participantes de la misma. Esta elección puede constituir así el primer paso para hacer ver a los individuos su necesaria participación en el proceso terapéutico de cambio sin la cual, por el contrario, no se producirá una variación profunda sino más bien superficial y poco consistente y duradera en el tiempo.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *